logo biblioteca

Biblioteca Centro de Información y Referencia

Conflicto del Alto Paquisha – Grupo 7
Conflicto del Alto Paquisha – Grupo 7
p1
JOSÉ ENRIQUE MALDONADO KIEFFER
Leer más

Estuvimos toda la mañana en Alerta Roja, amarrados y listos para la misión, pasado el medio día llegó la conocida camioneta de Línea y en ella estaban mis compañeros de alerta, todos estábamos sobre bronceados por las continuas exposiciones al sol, el EA711 nos reemplazó en la Alerta mientras nos habían concedido almorzar en el casino de Oficiales, fueron unos momentos donde nos interpretamos en camaradería, cuando de pronto sentimos el golpear de las puertas de entrada del casino e inmediata rotura de sus vidrios, volteamos sobresaltados hacia la entrada del comedor y apareció Papín Jara sin aliento que nos comandó a voz en cuello: ¡A los aviones, a la Guerra,…Salir!!, lo siguiente que recuerdo saltamos de los asientos, la mesa voló literalmente y con ello platos, comida…todo, varios tropezamos entre nosotros y pude coger dos manzanas del suelo, ponerlas en el bolsillo inferior derecho de mi overall, salir y quedar de medio cuerpo colgado de la tolva de la camioneta medio sujetado por el Chuncho Seabra y Gino Klatic, fue todo en uno, dos, tres vueltas, entramos a la rampa y comenzamos a saltar cada piloto al pasar por nuestro “fierro”, eran momentos de adrenalina pura, ya mi mecánico tenía el A-37 Nº 125 listo para arranque de motores, es eso un vehículo para a mi lado, era el Langosta Godfried, todo colorado me gritó “PV22 - PV3”…eran mis blancos, mi misión, mi bautizo de guerra….sonido de arranque de motores, la primera patrulla Chuncho Seabra y Chuncho 2 el Enano Larrea, al par de minutos ya se encontraban en carrera de despegue, el mecánico me hace señales arranque, arranque, veo mi Guía rodar, sincronizado lo sigo, toda la Base estaba en los laterales de la rampa de vuelos, nos despedían y escuchaba sus bendiciones silenciosas con deseos de retorno….chequeos, cabecera de pista, corrida de motores, Tornado guía lo veo en carrera, 7 segundos, “Mi Señor, en éste vuelo quién será mi compañía?, Jesús y María” como siempre me enseñó mi Padre Golondrina Maldonado, solté frenos, motores-aceleración-instrumentos ok, rotación-en el aire-tren arriba, reunión táctica con mi Guía, virajes-ascenso-radio silencio en ruta hacia la zona de combate, ya no había retorno – ¡bien! pensé y no sabía si retornaría …..ascenso, empecé a sentir un ronronear de los motores-chequeos de instrumentos todos ok-algo no está bien-rechequeo, todo bien, no puede ser, entonces me di cuenta que estaba a 100 de adrenalina y presión, mis oídos distorsionaban el sonido de los motores con cada latido-regulador de Oxígeno a 100%- respirar tranquilo mientras viraba constantemente detrás de mi Guía en el cono de 60º escoltándolo y vigilante al cielo norte, por si aparecían naves enemigas.